Té blanco propiedades y características

Tabla de contenidos

¿Qué es el té Blanco?

En sus orígenes, variedad de té blanco estaba reservada para el consumo del emperador durante la dinastía Tang y su círculo cortesano. De el se decía que sus propiedades contribuían a la inmortalidad. La gente del pueblo llano no podía beneficiarse de sus propiedades y características de estos tes. La pena por probarlo era la muerte.

Con el tiempo el consumo de esta variedad se hizo popular entre las clases sociales más altas para finalmente, después de un largo tiempo popularizarse entre las personas del pueblo llano. Hoy en día el té blanco es de los preferidos por los amantes del té con paladar muy fino.

Este té procede de China y se cultiva en las altas montañas en la región de Fugian. es el más joven y el mejor, pero de alto precio al ser muy difícil de obtener. Sin duda el rey de los tés porque sus propiedades son mejores que todos los demás juntos.  Es de sabor suave, aromático, evocador.

Aún hoy los precios de algunas variedades de este té son de las más caras que puedas encontrar a la venta. No es solo por la calidad y la juventud de sus tallos, es también por que sus delicadas hojas normalmente no se cortan y por ellos el volumen que ocupa es mayor. Esto hace que su transporte sea más costoso también. También es cierto que su delicado sabor vale su precio, si tienes posibilidad de probarlo, te invitamos a que lo hagas para que pruebes esta delicia.

Sus diferentes variedades

Ya hemos visto las propiedades específicas que suceden durante la forma especial de recolección del té blanco. Hay una extensa variedad de tes blanco que aportan múltiples beneficios. Entre estas variedades de tes blancos podemos destacar algunas guiándonos por su origen de producción. En todos los casos se tratan de tes de alta calidad pero dentro de ellos existe también una subdivisión en este concepto.

  • Darjeeling : un té de calidad extrema, con aroma delicado y sabor suave, sedoso y un toque algo dulzón.
  • Ceilán blanco: es uno de los tés blancos más valorados, con matices a licor, miel y pino.
  • Pai Mu Tan: es originario de Fujian (Región de China), es uno de los más escogidos por su fragancia delicada y sabor suave.
  • Bai Hao Yinzhen : de producción muy limitada, lo que lo hace bastante caro, pero dentro de sus propiedades más importantes es su fuerte efecto anticancerígeno.
  • Gong Mei: dentro de los tés blancos es de menor calidad, pero se encuentra fácilmente, ya que es de los más populares. De sabor suave y aromático.
Propiedades y características del té blanco

Características del té blanco

El té blanco recibe este nombre por el color blanquecino que recubre esas yemas cuando se recolecta. Estas yemas con una pelusilla fina o como si tuviera escarcha reciben popularmente el nombre de «Golden tips«. A diferencia de otros tés las hojas de té blanco no están fermentadas. Tal como se realiza la recolección durante la cosecha simplemente se corta su fermentación usando calor natural. este proceso tan particular hace que los brotes o yemas del té blanco conserven mucho mejor sus características antioxidantes.

Como ya hemos dicho, el té blanco, al igual que el rojo, el verde o el negro tienen como procedencia las hojas de una misma planta, la «Camelia Sinensis». En realidad es un té verde, la diferencia es que para producir esta variedad de té solo se recogen de esta planta los brotes aún cubiertos de un corto vello blanco que crecen al principio de la primavera.

Solo se recolectan los brotes que se sitúan en los extremos que hay en las ramas. Estos se dejan secar sin ser manipulados ni fermentado. En primavera es justo cuando todas las propiedades beneficiosas y los nutrientes primordiales se concentran en ese punto. Por ejemplo, en otros tipos de té, en la recolección y producción se usan tanto brotes como hojas maduras e incluso algunos tallos. .

La calidad de estos tes suele ir en función de la cantidad de yemas (Brotes) que contenga. En el mercado existen mezclas en las que puedes encontrar brotes de hojas muy jóvenes con una cantidad determinada de bojas un poco más crecida. Esto se hace normalmente para reducir el precio del producto final y aun así mantener cierto grado de calidad.

Por otro lado, el té blanco es capaz de reducir la producción de lípidos hasta 10 veces mejor que el té verde. Además el té blanco por sí solo es bastante más eficaz que la vitamina C y la vitamina E juntas. Después de cosecharlos, se dejan marchitar para que se evapore la humedad y se dejan secar al aire libre sobre paños de seda.

Propiedades del té blanco

Aquí es donde llegamos a la parte que quizás estabas esperando, saber cuales son las propiedades del té blanco. Como anticipo te podemos decir que esta variedad de tes destaca por la gran cantidad de polifenoles. Es hace de él uno de los tes con más poder antioxidante que puedas comprar.

Como segundo anticipo, pues, que es un excelente agente natural para quemar grasas por su concentración de «cateina».

Normalmente tiene un nivel bastante bajo de teina por lo que se puede tomar frecuentemente y evitar situaciones de nerviosismo o insomnio.

Es un excelente aliado para reducir los trigliceridos en la sangre y relajar la hipertensión. Esto definitivamente ayuda a nuestra salud cardiobvascular teniendo el colesterol dañino a raya y en niveles aceptables.

Es un antibiótico natural que ayuda a mejorar las defensas del organismo. Según varios estudios, el té verde es mucho más eficaz y potente en comparación con la vitaminas E y C juntas. Otros estudios revelan que una taza de té blanco contiene un poder antioxidante similar al de 13 vasos de zumo natural de naranjas. Y esto créeme, es una gran cantidad de vitaminas.

Beneficios del té blanco

  1. Su acción anti oxidante triplica a la del té verde porque tiene una altísima cantidad de polifenoles.
  2. Ayuda a mejorar las defensas y colabora combatiendo los radicales libres.
  3. Protege contra las caries dentales ya que tiene un alto componente de flúor.
  4. Combate la fatiga física y mental, aumenta la capacidad de concentración y memoria.
  5. Es ideal en dietas ya que no tiene calorías, aumenta la energía, es suavemente diurético y favorece la eliminación de grasas.
  6. De gran ayuda frente a las enfermedades cardiobvasculares ya que reduce los niveles de colesterol “malo” (LDL) y triglicéridos.
  7. Contiene la mitad de cafeína que el té verde, por lo que es recomendable para personas con problemas nerviosos.
  8. Tomar té blanco frecuentemente tiene un impacto en el aspecto de nuestra piel.
  9. Es una quema grasas natural por lo que te va a ayudar a perder peso.
  10. Como bebida diurética el consumo regular o puntual de té blanco reduce la retención de líquidos.
  11. Reduce las posibilidades de sufrir caries.
  12. Combate la fatiga ocasionada por esfuerzo físicos.
  13. Al tener un impacto directo en el fortalecimiento de nuestras defensa, el té blanco ayuda a prevenir infecciones.
  14. En épocas de estudio o fuerte carga de trabajo, nos ayuda mejorando la memoria y la capacidad de concentración.
  15. Previene las cataratas
  16. Ayuda mitigando los efectos nocivos del tabaco, pero mejor es si reduces su consumo o lo eliminas.
  17. Tiene un alto contenido en fibra por lo que es una bebida natural que mejora el tránsito intestinal.

El auténtico té no contiene conservantes ni colorantes por lo que su consumo no está contraindicado en ningún caso (salvo casos puntuales de alergia). Además los tés blancos es el que menos cafeína contiene, la mitad que el té verde. Esto lo convierte en un sustituto en un sustituto del café mucho más relajante.

El té blanco en general es de color claro y sabor ligeramente afrutado, lo recomendado es consumir tres tazas diarias. Una en el desayuno, otra antes de las comidas y una última antes de acostarse. No hay problemas con que nos desvele porque es un té muy bajo en cafeína pero alta acción antioxidante.

Te blanco pai mu tan

¿Pueden la mujeres embarazadas tomar té blanco?

Esta es una pregunta muy recurrente encontrada en internet y que frecuentemente nos consultáis en redes sociales. Según la asociación para la promoción e investigación científica y cultural de la lactancia materna o APILAM, el riesgo de consumir té blanco durante el embarazo es muy bajo. Esto aplica también al periodo de lactancia ya que el sabor de la leche no se ve afectado y si existe algún trasvase de sustancias estas son en baja cantidad y de alguna forma beneficiosas.

Esto hace del té blanco un infusión ideal para las embarazadas por su baja cantidad de teina. Pero como siempre, es necesario tomarlo con mesura, que no sea nocivo no puede convertirse en un consumo abusivo sobre todo en este periodo tan especial. Así pues, te invitamos a que sigas consumiendo tu tacita de té blanco que más te guste.

El té blanco en las embarazadas

¿Realmente adelgaza adelgaza?

En pocas palabras y siendo claro y directo, no. El té blanco por si solo no adelgaza, así que te recomendamos que te acerque a esta bebida principalmente por el placer de tomarla. Adelgazar lo vas a conseguir llevando un estilo de vida saludable. Con esto nos referimos a un consumo de grasas moderado y mantener una cierta actividad física. Una vez hayas conseguido introducir en tu rutinas diarias estas buenas costumbres tendrás andado un gran tramo.

Pero, al igual que decimos esto, te decimos igualmente que el té blanco va a ser una gran aliado para conseguir perder esa grasa sobrante y a evitar que su organismo siga acumulando más. Esta pérdida de grasa se consigue porque el té blanco tiene una alta concentración de figras. Estas son los vehículos natrales de tu cuerpor para eliminar todo aquello que le va sobrando.

Como ayuda extra pero en esta ocasión a corto plazo es que al ser una bebía muy diurética te va a ayudar a eliminar líquidos rápidamente. Al mismo tiempo tu organismo se va a ir acostumbrado a medio plazo a no retener tanto líquido.

Lo mas recomendable es que te lo tomes después de las comidas principales del día ya que te va a ayudar a procesar eso alimentos de una forma más efectiva. Generalmente está aceptado que una dosis diaria adecuada y que no signifique un exceso suele estar en torno a 4 tazas diarias, o lo que es lo mismo, en torno a 1 litro diario como máximo.

¿Cómo es su sabor?

Llegados a este punto imaginamos que te preguntarás a qué sabe este té. Su sabor va en relación con la calidad de sus hojas, siendo más suave y esquisto cuanto mayor calidad tiene su materia prima. Es posible que si eres consumidor habitual de otros tipos de tes como el té rojo o el té negro, esta variedad te pueda resultar un tanto insípida. Pero esto se debe mayormente a que estamos habituados a asociar un tipo de sabor general a una bebida en particular.

Su sabor, sorprendentemente es afrutado que recuerda al albaricoque. Tiene un paladar agradable y suave generalmente. Al realizar la una infusión se observa un tono brillante con un matiz rosáceo con un aroma muy delicado. No resulta astringente o amargo y si comienzas a consumirlo, dentro de su simpleza, serás capaz de distinguir la delicadezas de los sabores que este té aporta.

¿Cómo se prepara el té blanco?

No queremos que le cojas miedo al té blanco. Es un té de alta calidad, fino y delicado pero su preparación es muy sencilla. Solo debes tener en cuenta un par de consejos importantes.

  • Calienta medio litro de agua hasta alcanzar unos 80 grados centígrados.
  • Pon en la tetera una cucharada sopera de té blanco.
  • Mantén la infusión durante unos dos minutos con una tapadera si no usas tetera..
  • Si lo dejas más tiempo su sabor puede ser más fuerte pero hay personas a las que les gusta así.
    Las hojas se pueden volver a infusionarse varias veces, siempre que no se sequen.

Bueno pues, este ha sido nuestro viaje y recorrido por las curiosidades de este té tan especial y delicioso. Esperamos que os haya gustado y si tenéis algún tipo de sugerencia o pregunta, estaremos encantados de poder a ayudar a cualquier amante del té blanco o a aquellos que se acerquen a esta bebida por primera vez.

!Comparte en tus redes!

Deja una respuesta