El té Rooibos

El té Rooibos se extrae de un arbusto sudafricano cuyo nombre científico es “Aspalathus linearis” de la región de Cederburg y no es propiamente dicho un té.

El Rooibos es más bien una infusión rica en minerales que ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento en su consumo y producción debido a las extraordinarias virtudes que ofrece a quien lo toma. Su significado en Afrikáner es “Arbusto rojo”.

El Rooibos tiene en común muchas virtudes con el té y aunque no contiene teína y sus niveles de taninos están normalmente a la mitad que el té ha encontrado gran acogida por su poder anti oxidante (retarda en envejecimiento) y quercetina, que según investigaciones realizadas en Japón posee potentes propiedades anti inflamatorias.

Para producirlo las hojas del arbusto se dejan oxidar al sol durante este proceso las hojas se oxidan y comienzan a coger el color rojo y especial sabor que caracteriza a esta infusión. En determinadas publicaciones, se refieren a este proceso como fermentación aunque es tan solo una terminología que intenta crear cierta similitud entre los procesos del té y del Rooibos. Siguiendo con esta terminología, se produce también un Rooibos llamado Rooibos verde o no fermentado, su precio suele ser mayor que el Rooibos rojo, su color amarillento y su característica principal es su alto nivel de polifenoles que son muy anti oxidantes y vaso dilatadores.

Su alto nivel en minerales lo que lo hace una bebida para deportistas y para recuperar sales del cuerpo después de un intenso esfuerzo físico.

Es también una bebida ideal para niños e incluso para los bebés ya que alivia los cólicos y dando unas friegas durante los cambios de pañales reduce la irritación producida por el contacto con la orina o la humedad acumulada.

Es también muy beneficioso para mujeres por ejemplo en periodos de embarazo ya que fortalecer los dientes y los huesos de sus bebés  y en lactancia ya que el Rooibos complementa la ingesta necesaria de manganeso, calcio y fluoruro que la madre necesita.

Té RooibosPropiedades del Rooibos:

  1. Acelera el crecimiento del cabello.
  2. Tiene  efecto relajante, es beneficioso para reducir  la irritabilidad, el insomnio y la depresión.
  3. No contiene ácido oxálico y por tanto no irrita los riñones siendo diurético.
  4. Puede emplearse para reducir los efectos de las alergias ya que actúa como un anti histamínico natural.
  5. Los niveles de magnesio y sobre todo flúor hacen del rooibos una planta ideal para la dentadura.
  6. Sus nutrientes antioxidantes como la vitamina C, el superóxido dismutasa  o SOD, la quercitina y los flavonoides ayudan a combatir los radicales libres que son los principales responsables de nuestro proceso de envejecimiento.
  7. Ayuda con los problemas cutáneos como eczemas, picazones, psoriasis,  dermatitis del pañal, irritaciones y urticarias.
  8. Se puede usar como bebida isotónica por su extraordinario aporte de multi minerales ayudando a reponer las sales eliminadas durante el ejercicio.

Para disfrutar de un buen té Rooibos basta poner unas dos cucharadas por taza y dejarlo reposar en agua hervida durante unos 5-7 minutos. De esta infusión obtendremos un líquido rojo de sabor agradable  y dulzón con ciertos matices que recuerdan a la nuez.  Se suele tomar con un poco de leche y endulzado (Ya que no contiene azúcares) con azúcar, azúcar de caña o con edulcorante natural Stevia si se está a dieta.


Deja un comentario