Breve introducción a la historia del té

Introducción a la historia del té

A menudo se considera al té como la bebida por británica excelencia , y lo hemos estado bebiendo durante más de 350 años.

Historia del téPero, en realidad la historia del té va mucho más atrás, vamos un poco…
La historia del té comienza en China. Según la leyenda, en 2737 aC, el emperador chino Shen Nung estaba sentado bajo un árbol, mientras que un siervo hervía agua potable , entonces algunas hojas del árbol cayeron en el agua. Shen Nung,que era un herborista de renombre, decidió probar la infusión que su criado había creado accidentalmente. El árbol era un Camellia sinensis, y la bebida resultante era lo que ahora llamamos té.

Es imposible saber si hay alguna verdad en esta historia. Pero beber té sin duda se convirtió en algo habitual en China muchos años antes de que se empezara hablar de el en occidente. Se han encontrado vasijas con té en tumbas que datan de la dinastía Han (206 aC – 220 dC), pero fue durante la dinastía Tang (618-906 dC), cuando el té se estableció firmemente como la bebida nacional de China.

El té se convirtió en una de las bebidas favoritas durante finales del siglo VIII cuando un escritor llamado Lu Yu escribió el primer libro completo sobre el té, el I Ching Ch’a o Clásico del té. Fue poco después de esto cuando el té fue introducido por primera vez en Japón, por monjes budistas japoneses que habían viajado a China para estudiar.

Beber té se ha convertido en una parte vital de la cultura japonesa, como se puede observar en el desarrollo de la ceremonia del té, que pueden tener sus raíces en los rituales descritos en el I Ching Ch’a.

Por tanto durante esta etapa de la historia del té, Europa fue más bien fuera de juego. En la segunda mitad del siglo XVI se encuentran las primeras menciones breves sobre el té como una bebida conocida entre los europeos. Estos son en su mayoría de portugueses que habían estado en oriente comerciantes y misioneros. Barco mercante holandésSin embargo, aunque algunas de estas personas pueden haber traído muestras de té a su país de origen, no fueron los portugueses los que enviaron primeros el té como una importación comercial. De esto se encargaron los comerciantes holandeses, que en los últimos años del siglo XVI comenzaron a invadir las rutas comerciales portuguesas en oriente.

En el cambio de siglo habían establecido ya un puesto comercial en la isla de Java, y fue a través de Java , en 1606 cuando el primer envío de té de China fue enviado a Holanda. El té rápidamente se convirtió en una bebida de moda entre los holandeses, y desde allí se extendió a otros países de Europa occidental continental, pero debido a su alto precio se mantuvo como bebida chic para los más ricos.

 

Deja un comentario